27 noviembre 2007

SIN TÍTULO (favor de leer con calma)

La materia, la mente y el alma de los humanos son multidimensionales, pero nuestro espíritu es unidimensional. Como somos seres vivientes multidimensionales, cada uno percibimos miles de cosas de manera individual. Pero como nuestro espíritu es unidimensional, todos como colectividad percibimos miles de cosas de manera simultánea.

En la materia, descubrimos que nuestro cuerpo se compone de billones y billones de minúsculos seres vivientes a los que llamamos células. Cada célula es un individuo al que podemos sacar de nuestro cuerpo y poner en un laboratorio, y aún así permanecerá vivo. Al mismo tiempo, no dejará de constituir una parte de nuestro cuerpo. Una célula del hígado no es consciente de que forma parte de un ser completo. No sabe que, junto con las demás células que hay en hígado, cerebro, corazón, huesos y el cuerpo, ayuda a formar un ser humano viviente e individual.

Todos los seres humanos formamos un ser viviente que a su vez constituye un órgano del planeta Tierra. Cada humano es a la Tierra lo que una célula individual es a un cuerpo humano. Las células viven y mueren de manera continua en nuestro cuerpo al igual que los humanos nacemos, maduramos y morimos. Éste constante reaprovisionamiento de humanos mantiene vivo el órgano humano de la Tierra. De manera similar pero en diferentes escalas temporales, este mismo proceso en que la vida-física da paso a la muerte-física ocurre en todo el universo.

La vida en la Tierra y toda la demás se divide en órganos. Un individuo humano constituye una parte del órgano llamado humanidad. La totalidad de los humanos formamos un órgano del planeta Tierra el cual, al igual que un cuerpo humano, tiene vida y metabolismo propios. Este hermoso ser viviente posee varios órganos: atmósfera, océanos y bosques constituyen un órgano cada uno. Todos los animales juntos conforman un órgano y, aunque a menudo no nos damos cuenta, los humanos nos comunicamos con los demás órganos de la misma manera en que el hígado se comunica con el corazón y el cerebro.

Cada planeta es un órgano del gran ser viviente. Juntos, el Sol y todos los planetas conforman un solo ser. Cada unidad, desde un electrón hasta una galaxia, es un ser individual unido a seres más grandes.

El planeta Tierra es un órgano del sistema solar, el cual tiene el Sol al centro y todos los planetas, lunas y otros satélites en órbita alrededor suyo. El sistema solar también es, a la vez, un ser viviente individual regido por el Sol y una partícula del gigantesco ser al que llamamos universo.

Un átomo, con los electrones en órbita alrededor de su núcleo, forma otro sistema solar, lo cual establece una analogía entre átomos y sistema solar. Nuestro cuerpo se compone de millones de átomos, cada uno de los cuales es un sistema solar miniatura. Aunque en el universo hay billones de estrellas y cada una es un ser viviente, todas juntas conforman un ser viviente. Los toltecas entendieron bien estas analogías y similitudes, reflejadas en diferentes realidades de todo el universo.

Un cuerpo humano no es más que una pieza de una cadena dentro de la enorme máquina biológica que es el universo. Así como un átomo del cuerpo humano está en constante comunicación con el cerebro, esta cadena se comunica con todo lo que existe en el universo. Nosotros somos todo lo que es.

Desde una perspectiva material, somos todo lo que perciben nuestros ojos y oídos. Pero no sólo somos materia. También somos lo que sentimos: enojo, celos, tristeza, felicidad, amor. Estas emociones de la vida humana proporcionan evidencias de otra dimensión energética. Nosotros (los toltecas) llamamos a estas emociones energía-etérea. La energía-material puede detectarse y demostrarse por métodos científicos. La energía-etérea no puede demostrarse dentro de los límites de la ciencia convencional. No podemos demostrar la existencia del odio o el amor, pero sí experimentar sus efectos. La energía emocional es energía-etérea.

La energía está viva, al igual que todo lo que existe. La energía-etérea, que es un ser viviente en sí, incluye nuestras emociones, que también están vivas. Nuestro pensamiento está vivo. Y vivos están todos nuestros pensamientos y sentimientos: ellos son nosotros. Nuestra mente crea billones de emociones y, así como nuestras células crean nuestro cuerpo, nuestras emociones crean nuestra mente, hecha de energía-etérea.

Nuestra mente está formada por nuestras emociones. Todo lo que percibe tiene un componente emocional. Cuando la luz de variadas frecuencias choca con objetos materiales, se refleja en nuestros ojos. El cerebro traduce estas imágenes lumínicas de energía material como materia, y lo que crea la mente lo percibimos como realidad. Pero, en verdad, esta realidad es sólo un sueño, nosotros soñamos las 24 horas del día, ya sea que nuestro cerebro esté despierto o dormido.

El cerebro puede intercambiar ambas energías, tiene la capacidad de transformar la energía-material en energía-etérea. Nosotros creamos ideas y éstas son energía-etérea. Cuando el cerebro convierte la energía-etérea en palabras habladas y escritas, nos manifestamos en el mundo material que soñamos en nuestra mente. La mente crea la imaginación y la imaginación los sueños. Las antiguas maneras de soñar la realidad nos conducen al sufrimiento y al dolor emocional. Esto nos ocurre a todos. Sufrimos cuando tememos perder los que somos y lo que tenemos.

Un Ser Universal, en PROFECÍAS TOLTECAS DE DON MIGUEL RUIZ, compilación a cargo de Mary Carrol Nelson

7 comentarios:

almadandresga dijo...

al paso de mi existencia en este planeta, he vivenciado y experimentado esto pero de manera contraria. Entiendo la mente como un ser viviente externo al cuerpo fisico. y verdaderamentelo que hace nuestro cerebro que es fisico es , que como un aparato de radio, unicamente se sintoniza de una o de otra manera. a la cual le llueven la ideas que se transforman en pensamientos. Otra actividad del cerebro es la de analizar y razonar dichos ases de luz eterea llamados pensamientos que de cierto no son propios sino que pululan por doquier, hasta que un cerebro le sintoniza en su onda exacta y empieza el proceso del cerebro, es así pues que este aparatocerebral que pertence a una maquina bio-psicoemocional que es el cuerpo fisico en este planeta tierra, el que realmente es conección entre lo fisico tosco y burdo como es que se le conoce a nuestros ojos igual de burdos y groseros y lo mas fino y etereo que de verad y en verdad coexistimos. Cerebro- razonamientos son cosas inherentes al ser humano. Mente-pensamaientos son cosa independiente del ser humano.
Saludo, es muy prometedor eso de GENERAR EL EXODO.
Exito en LA empresa que realizas en este planeta y cuida de vehículo que hace posible tal encomienda.

CresceNet dijo...

Oi, achei seu blog pelo google está bem interessante gostei desse post. Gostaria de falar sobre o CresceNet. O CresceNet é um provedor de internet discada que remunera seus usuários pelo tempo conectado. Exatamente isso que você leu, estão pagando para você conectar. O provedor paga 20 centavos por hora de conexão discada com ligação local para mais de 2100 cidades do Brasil. O CresceNet tem um acelerador de conexão, que deixa sua conexão até 10 vezes mais rápida. Quem utiliza banda larga pode lucrar também, basta se cadastrar no CresceNet e quando for dormir conectar por discada, é possível pagar a ADSL só com o dinheiro da discada. Nos horários de minuto único o gasto com telefone é mínimo e a remuneração do CresceNet generosa. Se você quiser linkar o Cresce.Net(www.provedorcrescenet.com) no seu blog eu ficaria agradecido, até mais e sucesso. If is possible add the CresceNet(www.provedorcrescenet.com) in your blogroll, I thank. Good bye friend.

A moonclad reflection dijo...

Muy interesante...me recuerda a una teoria de la existencia de Dios en un libro de H.P. Lovecraft...el ser un pedacito de un todo es algo q haria q todos fueramos mas responsables..pero si no somos capaces de cuidar nuestra cuerpo, alma y mente...podremos el mundo? saludos

Topísima dijo...

Qué te puedo decir? Somos parte de un todo, ¿Pero k es el TODO? k representa? Cuestión de percepciopnes y k tantas veces varían conforme a la experiencia. Mi curva de aprendizaje en esta vida es muy, pero muy diferente a la de alguien k kizá se crió entre sólo varones, ó sin padres ó sin techo, ó en la abundancia...Una célula, una vida...

Interesante...me gustó. Yo estudio psicología y me parece que tienes muchos puntos claves en esta cita.

Gracias x tu visita a mi blog y tu comment. ya te he respondido tanto en mi blog como en otro de tus blogs...linkeado desde hoy Sr.

Saludos ;)

Gabriela dijo...

Es muy probable compartir esa teoria. Sin embargo, no me arriesgaría a dar una afirmación del tema. Es complicado y muy extenso. De igual forma, tus palabras me hicieron reflexionar.

Un abrazo..

Santiago Paz dijo...

Tu siempre con tus post largos, amigo. ¿Por qué no condensa?

Un abrazo, amigo.


atte:
Paz

P.S: Hay que hacer algo para Surte. ¡Y ya!

betti dijo...

jajajajaja
eso parecido iba a decir señor Santiago jojojo

tampoco has cambiado, no mucho que digamos, no sé si sea bueno o malo.

aaaaaahhhhh

trabajar y mas trabajar y así

excelente temporada invernal para
ti y toooda tu familia, en especial
manzanita que ya ha de estar enormee.

xoxo